Arthur Tatum Jr. nació en la ciudad de Toledo, en el estado de Ohio, Estados Unidos. Desde pequeño tuvo problemas de visión, que se cree fueron producto de cataratas. Esto provocó que quedara ciego completamente de un ojo y en el otro tuviera visión reducida. Arthur aprendió piano en su niñez de manera autodidacta, imitando las melodías que escuchaba en la radio. Su habilidad rápidamente se hizo notar, logrando interpretar obras cada vez más virtuosas. En su adolescencia perfeccionó sus conocimientos musicales cuando asistió a la Escuela de Música de Toledo, en donde recibió formación de piano clásico. Sin embargo, su amor por el jazz predominaría, inspirándose en sus ídolos Fats Waller y James P. Johnson.
A mediados de la década de 1920 empezó a presentarse en clubes nocturnos tocando jazz con gran éxito. Por estos años, también tuvo su propio programa de radio, que llegaría a ser retransmitido en todo el país. Su golpe de suerte llegaría en 1932 cuando la cantante de jazz Adelaide Hall lo escuchó mientras pasaba por la ciudad de Toledo. Ella quedó tan impresionada que lo contrató de inmediato, y con ello, Art pudo actuar en Nueva York (la ciudad más importante en ese momento para el género del jazz). También en ese año, Art realizaría sus primeras grabaciones profesionales. Su habilidad en el piano llamó la atención de todos los músicos de jazz, que quedaron maravillados por su virtuosismo y su capacidad para armonizar con sonoridades no escuchadas anteriormente en el rubro.
Durante las décadas siguientes su fama aumentaría internacionalmente, apareciendo en programas de televisión, actuando en diversos clubes y realizando varias grabaciones que quedarían entre los registros más importantes del jazz para piano. Entre sus grabaciones más famosas se encuentran piezas como “Tea for Two”, “Tiger Rag” y “Wee Baby Blues”, entre otras. En la primera mitad de la década de 1940 formó un trío junto al guitarrista Tiny Grimes y el contrabajista Slam Stewart con el que realizó varios registros exitosos. Así como su fama era cada vez mayor, su problema con el alcohol (que ingería diariamente de manera excesiva) lo llevó a desarrollar una diabetes.
Falleció el 5 de noviembre de 1956 a la edad de 47 años en Los Angeles, California. Su paso por el mundo del jazz dejó huellas imborrables, partiendo por su virtuosismo (llegando a tocar obras a velocidades extremadamente rápidas) y por su inventiva armónica que se adelantó varios años al bebop. Pianistas de todos los géneros lo alabaron, entre ellos se encuentran Arthur Rubinstein y Vladimir Horowitz (ambos virtuosos del estilo clásico). De manera póstuma, recibió un Premio Grammy a la trayectoria artística en 1989. Por su virtuosismo y su técnica (que llegó a renovar el lenguaje pianístico del jazz), Art Tatum es considerado uno de los artistas del género más importantes de todos los tiempos.
https://www.youtube.com/watch?v=lz_bIudXu0s

Comentarios en Redes