Fabián Vargas Castillo nació en Guadalupe y de niño se caracterizaba por ser “poco social” disfrutaba pasar horas en su habitación con libros y una guitarra, la cual lo acompañaba a todas partes. El interés y la inquietud lo llevaron a explorar mundos que no conocía antes y según nos comenta le gustaba matricularse en todos los cursos que podía y le gustaba participar en concursos y siempre estar activo y así ha sido hasta el día de hoy.

“Creo que nunca busqué la música, de alguna u otra forma, por más que el camino se desviara, ella siempre me encontraba al final del camino”, comenta Vargas, quien encontró en la música un refugio y un espacio seguro en los momentos más difíciles en su vida cuando su madre enfermó de cáncer.

Empezó a explorar los caminos del Canto Coral en el cual encontro un terreno fértil para sembrar y empezar a formar jóvenes, demostrándoles que el talento se puede explotar con esfuerzo y disciplina. Se convirtió en director coral y según nos comenta ha sido una forma de recordar constantemente le importancia de la unión y las conexiones humanas al luchar por una misma visión y un mismo objetivo.

Vargas inició joven estudiando clarinete en el Instituto Nacional de la Música, sin embargo, lo que más le atraía era la formación coral. “Recuerdo la primera vez que me senté en el salón de coro, fue como si toda mi vida hubiese sido en blanco y negro y en el momento que entré en el salón y fui envuelto por las voces, de repente, todo tomó color. En ese momento, empecé a dedicar la mayor parte de mi tiempo al arte, salía de la escuela a las 2 de la tarde, y me iba corriendo a las lecciones de música, usualmente llegaba a mi casa a las 10pm, pero nunca lo asumí como una carga”. Comentó el cantante.

Posteriormente Fabián concluyo sus estudios graduándose de Bachiller en Dirección Coral, a cargo del Maestro David Ramirez en la Universidad Nacional, ha sido parte de sus agrupaciones, con las cuales ha participado en varias competencias internacionales. Luego en el 2017, ingresó a Canto en la Universidad de Costa Rica bajo la tutela del M.M Ernesto Rodriguez.

En el 2017, fundó Estudio Choralia, una agrupación juvenil interdisciplinaria que busca brindarle al público propuestas frescas e innovadoras por medio del arte vocal. Se convirtieron en los únicos representantes centroamericanos de la edición XIX del Festival Mundial de Coros en Puebla, México. Además, compartieron escenario con la Orquesta Sinfónica Nacional el pasado diciembre. Actualmente han sido seleccionados en participar en el Festival Mundial de Coros en Buenos Aires, Argentina.

Además, Fabián fue seleccionado como cantante en el Festival de Música Santa Catalina, Brasil y en el año 2017, fue seleccionado por el American Choral Directors Association para representar a Costa Rica en su convención nacional en Minneapolis, Minnesota, bajo este programa impartió clases maestras de literatura coral costarricense y técnicas de dirección en la Western Kentucky University.

Recibió los reconocimientos de estudiante distinguido en los años 2013 y 2015 por la Universidad Nacional y por la Universidad de Costa Rica en el 2018.

En este momento Fabián, se encuentra trabajando como coordinador del musical del International Choral Fest Costa Rica, que traerá grandes maestros internacionales como Digna Guerra y Tim Sharp. Sigue profundizando en el estudio de la voz y sigue con una ardua labor como director de Choralia, quienes tienen una agenda bastante cargada y estarán en la producción de la zarzuela Maria de la O en el Teatro Eugene O’Neill a cargo de la dirección general del Maestro Manuel Matarrita.

“La música no es algo que más que una extensión de nuestra vida, nuestras alegrías, dolores, nuestra fe misma… Todo aquello que compete a nuestra experiencia como seres humanos se ve proyectado en la música. No podría contestarte con certeza cual es el significado de la música en la vida, porque la vida misma es compleja de entender. Pero lo que, si te puedo decir, es que, en cualquier momento de la historia, donde los seres humanos se han unido, sea la razón que sea, la música siempre ha estado allí.La música tiene la capacidad de cambiar vidas y yo soy testigo de ello” Concluyó, Fabián Vargas.

 

Comentarios en Redes