La música navideña es tan antigua como la propia música, es decir, como la música que se conserva registrada  en partituras.  En el canto gregoriano, la forma musical más antigua de la tradición occidental y que se puede saber cómo era gracias a su escritura, ya aparecen numerosos cantos con textos alusivos a la Navidad, ya que ésta era una de las dos celebraciones fundamentales de la tradición católica y el canto gregoriano y sus variantes se interpretaron en la Iglesia Católica durante más de 10 siglos.

El villancico, como indica su propio nombre, es la canción de villa; la que servía para registrar la vida cotidiana de los pueblos. Según algunos historiadores, este canto surgió por el siglo XIII, siendo difundido en España en los siglos XV y XVI, y en Latinoamérica desde el siglo XVII. En sus inicios fue una forma poética española y lo usaban como registro de los principales hechos de una comarca.

A lo largo de la historia, ha sufrido muchas transformacioneshasta que en el siglo XIX su nombre quedó exclusivamente para denominar a los cantos que aluden a al Navidad.

El villancico no sólo se consolidó como género, sino que se convirtió en el arquetipo de la ‘canción de Navidad’. Su temática se concentra en el niño Jesús, la Virgen MaríaSan José, los Reyes Magos, los pastores y la Estrella de Belén.

Compositores notables de villancicos fueron, entre otros, Juan del EnzinaPedro de EscobarFrancisco GuerreroGaspar Fernandes y Juan Gutiérrez de Padilla.

Una de las piezas más famosa de Navidad, y el más representativo de los villancicos, se originó del modo más modesto y sencillo: el maestro de música Franz Gruber la compuso en 1818 en un pueblito austriaco, cuyo párroco, Joseph Mohr escribió el sencillo poema que sirvió como texto.  Se cuenta que Gruber enseñó la canción a sus alumnos y todos la entonaron por primera vez acompañados por el compositor con una guitarra (por supuesto, como era de esperarse, esa noche el órgano de la parroquia tenía que estar descompuesto). Desde entonces, Noche de Paz (Stille Nacht) se convirtió en el más popular de los cantos navideños en todo el mundo y una de las canciones más bellas y conmovedoras de toda la música.

Fuente: Natgeo

Comentarios en Redes