La mañana de este domingo en el desfile de bandas organizado por el Parque de Diversiones conocimos a un músico, ejemplo de superación y con espíritu de guerrero. Se trata de Andrey Badilla, un joven de 18 años, saxofonista en la banda de Cedes Don Bosco.

Andrey es vecino de Alajuelita y estudiante del Colegio Técnico Don Bosco, en donde cursa la especialidad de Electromecánica, la cual estará concluyendo este año.

Entre los aspectos que caracterizan a Andrey, es que él es un apasionado por la música, sus padres, la Sra. Deyanira Ulloa Mena y el Sr. Guillermo Badilla Chinchilla, aún recuerdan como “tarareaba” algunas canciones de sus artistas favoritos.

Andrey padece de una micrótia que le impide escuchar totalmente de su oído izquierdo, sin embargo nunca ha sido impedimento para ejercer lo que le apasiona. A la edad de 7 años, cuando se encontraba en su primer año escolar, fue atacado por un extraño cáncer y fue internado en varias ocaciones, sometido a dolorosos exámenes y al proceso de quimioterapia, debido a estos inconvenientes que han afectado su salud, Andrey a fue sometido alrededor de 8 operaciones.

Luego de haber superado esa etapa difícil, empezó a dar sus primeros pasos en la música, a la edad de 9 años, comenzó a tocar el piano, y a los 14 años comenzó a tocar saxofón, esto le valió para ser invitado a varios conciertos por parte de su profesor. Cuando inició en el Colegio Técnico Don Bosco, se ganó un lugar en la banda Cedes Don Bosco, donde hoy en día toca saxofón Alto y Tenor y ha participado en diferentes festivales. 

“Ser parte de la banda Cedes Don Bosco ha sido una de las mejores experiencias que me ha pasado, he llegado a conocer gente que me han marcado mucho y he aprendido a mejorar mucho como persona”, indicó.

Andrey dedica entre una y dos horas a la practica con sus instrumentos musicales, incluyendo sus clases y ensayos, dedicando gran parte de su tiempo a estas pasiones, al mismo tiempo que dedica tiempo a sus responsabilidades escolares, en las que también se destaca como un excelente estudiante, ha ganado el primer lugar en la Expotec en varias ocaciones.

Amante de las matemáticas, el idioma inglés y nadar, Andrey espera seguir creciendo en conocimiento, practica, y seguir estudiando Electromecánica.

“Mi mensaje para las personas es que, aunque es muy difícil, el pasar por estos momentos nos hace ser más fuertes como persona, y nunca hay que rendirse” finalizó Andrey.

Un ejemplo de superación, positivismo, constancia, pasión y valentía que nos enseña a nunca rendirse independiente de las circunstancias que se nos presentan en la vida y a siempre dar lo mejor.

Comentarios en Redes