Hoy 7 de setiembre celebra sus 88 años una de las leyendas del Jazz más importante, Sonny Rollins.

Los seguidores del Jazz consideran a Sonny Rollins como uno de los saxofonistas más influyentes y con una gran trayectoria que lo respalda.

Sonny creció en la floreciente comunidad afroamericana de Sugar Hill. Comenzó su carrera musical como pianista, se cambió al saxo alto y en 1946 se decidió por el tenor. Realizó su debut discográfico en 1949, junto a Babs Gonzales y fue construyéndose un nombre en la escena del jazz grabando con J.J. Johnson y Bud Powell lo que más tarde se llamaría ‘hard bop’.

En 1954 grabó sus conocidas composiciones ‘Oleo’, ‘Airegin’ y ‘Doxy’ con el quinteto de Miles y al año siguiente se unió al quinteto de Clifford Brown y Max Roach.

La vida de Rollins se vio marcada por el alcohol y el tabaco, pese al gran éxito que alcanzo de forma muy apresurada en 1959 se aparto de los escenarios para rehabilitarse y dejar el alcohol.

Después de un largo proceso de rehabilitación espiritual en 1962 regresa a los estudios de grabación con su producción ‘The Bridge’.

Las obras de Rollins no solo se limitaron al género Jazz, ¿sino que exploro diferentes fusiones en sus próximas producciones En ‘What’s New?’ exploró los ritmos latinos, en ‘Our Man in Jazz’, experimento con avant garde, y en ‘Now’s the Time!’ reexaminó standards del jazz, entre ellos, su propio ‘St. Thomas’.

La trayectoria de Rollins aún es más grande y prosigue, sin embargo, su forma maravillosa para improvisar y tocar su saxofón lo seguirán posicionando como uno de los mejores.

En la actualidad Rollins expone sus recientes obras a través de su página de Facebook donde interactúa con sus seguidores.

Comentarios en Redes